30 Versículos Bíblicos sobre el Amor de Dios

Versículos de la Biblia sobre el Amor de Dios
Versículos Bíblicos sobre el Amor de Dios

Este articulo contiene Versículos Bíblicos que hablan sobre el Amor de Dios. Textos de la Biblia de Reina Valera Contemporanea RVC.

Génesis 24:27

Bendito sea el Señor, el Dios de mi amo Abrahán, que no le negó a mi amo su misericordia y su verdad, pues me puso el Señor en el camino a la casa de los hermanos de mi amo (Ge 24:27).

Éxodo 34:6

Luego el Señor pasó delante de Moisés, y proclamó: ¡EL SEÑOR! ¡EL SEÑOR! ¡Dios misericordioso y clemente! ¡Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad! (Ex 34:6).

Deuteronomio 7:8

Es porque el SEÑOR los ama y guarda el juramento que hizo a sus padres, que los ha sacado de Egipto con mano poderosa y los ha rescatado de la casa de esclavitud, de mano del faraón, rey de Egipto (Dt 7:8).

Deuteronomio 7:9

Reconoce, pues, que el SEÑOR tu Dios es Dios: Dios fiel que guarda el pacto y la misericordia para con los que lo aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones (Dt 7:9).

Deuteronomio 7:12

Si después de oír estos decretos, los cumples y los pones por obra, el Señor tu Dios cumplirá contigo el pacto que hizo con tus padres y te mostrará su misericordia (Dt 7:12).

Salmos 36:7

Dios mío, ¡cuán preciosa es tu misericordia! ¡La humanidad se acoge a la sombra de tus alas! (Sal 36:7).

Salmos 48:9

Dios nuestro, dentro de tu templo nos acordamos de tu misericordia (Sal 48:9).

Salmos 51:1

Dios mío, por tu gran misericordia, ¡ten piedad de mí!; por tu infinita bondad, ¡borra mis rebeliones! (Sal 51:1).

Salmos 52:8

¡Pero mírenme a mí! ¡Soy como un verde olivo en la casa de Dios, y en su misericordia confío ahora y siempre! (Sal 52:8).

Salmos 59:10

Tú, Dios misericordioso, vienes a mi encuentro para hacerme ver derrotados a mis enemigos (Salmos 59:10).

Salmos 66:20

¡Bendito sea Dios, que no rechazó mi oración ni me escatimó su misericordia! (Sal 66:20).

Salmos 86:5

Tú, Señor, eres bondadoso y sabes perdonar; ¡grande es tu misericordia para los que te invocan! (Sal 86:5).

Salmos 136:2

Alabemos al Dios de dioses; ¡su misericordia permanece para siempre! (Sal 136:2).

Daniel 9:4

Y ésta fue mi oración al Señor mi Dios; ésta fue mi confesión: Señor, Dios grande y digno de ser temido, que cumples tu pacto y tu misericordia con los que te aman y cumplen tus mandamientos (Da 9:4).

Miqueas 7:18

¿Qué otro Dios hay como tú, que perdona la maldad y olvida el pecado del remanente de su pueblo? Tú no guardas el enojo todo el tiempo, porque te deleitas en la misericordia (Mi 7:18).

Sofonías 3:17

El Señor está en medio de ti, y te salvará con su poder; por ti se regocijará y se alegrará; por amor guardará silencio, y con cánticos se regocijará por ti (Sof 3:17).

Juan 3:16

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna (Jn 3:16).

Romanos 5:5

Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado (Ro 5:5).

Romanos 5:8

Pero Dios muestra su amor por nosotros en que, cuando aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros (Ro 5:8).

Romanos 8:39

Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor (Ro 8:39).

Efesios 2:4

Pero Dios, cuya misericordia es abundante, por el gran amor con que nos amó (Ef 2:4).

2 Tesalonicenses 2:16

Que nuestro Señor Jesucristo mismo, y nuestro Dios y Padre, que nos amó y nos dio consuelo eterno y buena esperanza por gracia (2 Tes 2:16).

2 Tesalonicenses 3:5

Que el Señor encamine el corazón de ustedes al amor de Dios y a la paciencia de Cristo (2 Tes 3:5).

1 Juan 3:1

Miren cuánto nos ama el Padre, que nos ha concedido ser llamados hijos de Dios. Y lo somos. El mundo no nos conoce, porque no lo conoció a él (1 Jn 3:1).

1 Juan 4:7

Amados, amémonos unos a otros, porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios (1 Jn 4:7).

1 Juan 4:8

El que no ama, no ha conocido a Dios, porque Dios es amor (1 Jn 4:8).

1 Juan 4:10

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados (1 Jn 4:10).

1 Juan 4:12

Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se perfecciona en nosotros (1 Jn 4:12).

1 Juan 4:16

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él (1 Jn 4:16).

1 Juan 5:3

Pues éste es el amor a Dios: que obedezcamos sus mandamientos. Y sus mandamientos no son difíciles de cumplir (1 Jn 5:3).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.