20 Versículos Bíblicos sobre el Ayuno

Versículos Bíblicos sobre el Ayuno
Versículos Bíblicos sobre el Ayuno

Este articulo contiene Versículos Bíblicos que hablan sobre el Ayuno. Textos de la Biblia de Nueva Versión Internacional NVI.

Versículos de la Biblia sobre el Ayuno

Y Moisés se quedó en el monte, con el Señor, cuarenta días y cuarenta noches, sin comer ni beber nada. Allí, en las tablas, escribió los términos del pacto, es decir, los diez mandamientos.

Éxodo 34:28

Entonces los israelitas, con todo el pueblo, subieron a Betel, y allí se sentaron y lloraron en presencia del Señor. Ayunaron aquel día hasta el anochecer y presentaron al Señor holocaustos y sacrificios de comunión.

Jueces 20:26

Cuando los israelitas se reunieron en Mizpa, sacaron agua y la derramaron ante el Señor. También ayunaron durante el día, y públicamente confesaron: «Hemos pecado contra el Señor». Fue en Mizpa donde Samuel comenzó a gobernar a los israelitas.

1 Samuel 7:6

Atemorizado, Josafat decidió consultar al Señor y proclamó un ayuno en todo Judá.

2 Crónicas 20:3

Así que ayunamos y oramos a nuestro Dios pidiéndole su protección, y él nos escuchó.

Esdras 8:23

Luego Esdras salió del templo de Dios y fue a la habitación de Johanán hijo de Eliasib. Allí se quedó sin comer pan ni beber agua, porque estaba muy deprimido por causa de la infidelidad de los repatriados.

Esdras 10:6

El día veinticuatro de ese mes los israelitas se reunieron para ayunar, se vistieron de luto y se echaron ceniza sobre la cabeza. Habiéndose separado de los extranjeros, confesaron públicamente sus propios pecados y la maldad de sus antepasados.

Nehemías 9:1-2

Pues cuando ellos enfermaban yo me vestía de luto, me afligía y ayunaba. ¡Ay, si pudiera retractarme de mis oraciones!

Salmos 35:13

Cuando lloro y ayuno, tengo que soportar sus ofensas.

Salmos 69:10

Y hasta me reclaman: “¿Para qué ayunamos, si no lo tomas en cuenta? ¿Para qué nos afligimos, si tú no lo notas?”. Pero el día en que ustedes ayunan, hacen negocios y explotan a sus obreros.

Isaías 58:3

El ayuno que he escogido, ¿no es más bien romper las cadenas de injusticia y desatar las correas del yugo, poner en libertad a los oprimidos y romper toda atadura?

Isaías 58:6

En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino, ni usé ningún perfume.

Daniel 10:3

Ahora bien —afirma el Señor—, vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos».

Joel 2:12

Y los ninivitas le creyeron a Dios, proclamaron ayuno y, desde el mayor hasta el menor, se vistieron de luto en señal de arrepentimiento.

Jonás 3:5

Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los hipócritas, que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando. Les aseguro que estos ya han obtenido toda su recompensa.

Mateo 6:16

Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino solo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

Mateo 6:17-18

Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y fue llevado por el Espíritu al desierto. Allí estuvo cuarenta días y fue tentado por el diablo. No comió nada durante esos días, pasados los cuales tuvo hambre.

Lucas 4:1-2

Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado».

Hechos 13:2

Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron.

Hechos 13:3

En cada iglesia nombraron ancianos y, con oración y ayuno, los encomendaron al Señor, en quien habían creído.

Hechos 14:23

Más Versículos de la Biblia por Tema

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.