20 Versículos Bíblicos sobre el Ayuno

Versículos de la Biblia sobre el Ayuno
Versículos Bíblicos sobre el Ayuno

Este articulo contiene Versículos Bíblicos que hablan sobre el Ayuno. Textos de la Biblia de Reina Valera Contemporanea RVC.

Éxodo 34:28

Y Moisés estuvo allí, con el Señor, cuarenta días y cuarenta noches. No comió pan, ni bebió agua, pero sí escribió en las tablas de piedra las palabras del pacto, es decir, los diez mandamientos (Ex 34:28).

Jueces 20:26

Volvieron entonces los israelitas y todo el pueblo a la casa de Dios, y llorando se sentaron delante del Señor y ayunaron todo el día y hasta la noche, y le ofrecieron al Señor holocaustos y ofrendas de paz (Jueces 20:26).

1 Samuel 7:6

Se reunieron en Mizpa, sacaron agua y la vertieron delante del Señor. Aquel día ayunaron allí y dijeron: Hemos pecado contra el SEÑOR. Y Samuel juzgaba a los hijos de Israel en Mizpa (1 Sa 7:6).

2 Crónicas 20:3

Lleno de miedo, Josafat se dispuso a consultar al Señor, y ordenó que todos en Judá ayunaran (2 Cro 20:3).

Esdras 8:23

Así que todos ayunamos ese día, y le pedimos al Señor que nos bendijera, y él nos bendijo (Esd 8:23).

Esdras 10:6

Luego, salió del templo y se dirigió a la habitación de Johanán hijo de Eliasib, y una vez allí no comió ni bebió nada, pues estaba muy triste por el pecado de los israelitas que habían vuelto del cautiverio (Esd 10:6).

Nehemías 9:1-2

El día veinticuatro del mismo mes, los israelitas volvieron a reunirse para ayunar, vestidos con ropas ásperas y con la cabeza cubierta de polvo. Para entonces los israelitas ya habían apartado de sí a los hijos de extranjeros. Puestos de pie, los israelitas confesaron sus pecados y los de sus padres (Neh 9:1-2).

Salmos 35:13

Si estaban enfermos, yo me preocupaba; ayunaba y me vestía de cilicio. ¡Quisiera que mis oraciones volvieran a mí! (Sal 35:13).

Salmos 69:10

Aflijo mi cuerpo con ayunos y sollozos, y por esto la gente me insulta (Sal 69:10).

Isaías 58:3

Dicen: ‘¿Por qué ayunamos, y no hiciste caso? ¿Por qué afligimos nuestras almas, y no te diste por aludido?’. “He aquí que en el día de su ayuno logran su deseo y explotan a todos sus trabajadores (Is 58:3).

Isaías 58:6

¿No consiste, más bien, el ayuno que yo escogí, en desatar las ligaduras de impiedad, en soltar las ataduras del yugo, en dejar libres a los quebrantados y en romper todo yugo? (Is 58:6).

Daniel 10:3

No comí ningún manjar delicado, ni carne, ni tomé vino, ni me apliqué ningún perfume, hasta que se cumplieron las tres semanas (Da 10:3).

Joel 2:12

“Pero aun ahora”, dice el SEÑOR, “vuélvanse a mí con todo su corazón, con ayuno, llanto y lamento (Jl 2:12).

Jonás 3:5

Todos los habitantes de Nínive creyeron a Dios y decretaron ayuno, y desde el mayor hasta el menor se vistieron de cilicio (Jon 3:5).

Mateo 6:16

Cuando ustedes ayunen, no se muestren afligidos, como los hipócritas, porque ellos demudan su rostro para mostrar a la gente que están ayunando; de cierto les digo que ya se han ganado su recompensa (Mt 6:16).

Mateo 6:17-18

Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para no mostrar a los demás que estás ayunando, sino a tu Padre que está en secreto, y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público (Mt 6:17-18).

Lucas 4:1-2

Jesús volvió del Jordán lleno del Espíritu Santo, y fue llevado por el Espíritu al desierto. Allí estuvo cuarenta días, y el diablo lo estuvo poniendo a prueba. Como durante esos días no comió nada, pasado ese tiempo tuvo hambre (Lc 4:1-2).

Hechos 13:2

Mientras ellos ministraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: “Apártenme a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado” (Hch 13:2).

Hechos 13:3

Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron (Hch 13:3).

Hechos 14:23

También nombraron ancianos en cada iglesia, y luego de orar y ayunar los encomendaron al Señor, en quien habían creído (Hch 14:23).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.